Conéctese con nosotros Facebook Twitter YouTube LinkedIn
Comunicados

El Salvador: el Icefi recomienda al Presidente Sánchez vetar amnistía fiscal injusta aprobada por la Asamblea Legislativa

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) rechaza la Ley transitoria para regularizar la situación tributaria de los contribuyentes y facilitar el pago de obligaciones tributarias a favor del Estado aprobada el 1 de junio de 2017 por la Asamblea Legislativa, por contener una amnistía fiscal injusta, disposiciones legales que debilitan la administración tributaria salvadoreña y otorgan privilegios fiscales.

Entre las razones con que el Icefi fundamenta su rechazo destaca el hecho que esta ley fue aprobada sin el debido estudio técnico del Ministerio de Hacienda. A criterio del Instituto una propuesta legislativa como esta debe analizarse con criterios técnicos y cuidadosos los efectos positivos y negativos que tendrá su aplicación. Por otro lado, aunque reconoce que es necesario regularizar a muchos contribuyentes y facilitarles el pago de sus obligaciones tributarias, el Instituto reitera que en ningún caso este objetivo justifica medidas injustas o ilegitimas como las aprobadas, las cuales dejan en desventaja a los contribuyentes honestos y cumplidos que realizaron el esfuerzo responsable de pagar sus impuestos a tiempo y de forma íntegra.

 Para el Icefi es muy grave y dañino que el decreto aprobado contenga tasas especiales del impuesto sobre la renta (ISR) inferiores a las de carácter general. La ley aprobada establece que estas tasas especiales aplicarán a los contribuyentes que no hayan presentado sus declaraciones oportunamente, con lo cual se violan los principios de equidad y justicia tributaria, además de constituirse en un mal precedente al otorgar un régimen privilegiado y blando para quienes no cumplen con sus obligaciones, en tanto que a los contribuyentes cumplidos les continúa aplicando el régimen general con tasas más altas. Además, la ley aprobada exonera del pago de multas e intereses y otorga otros beneficios a los contribuyentes morosos, otra medida injusta que golpeará la moral de los contribuyentes puntuales.  Adicionalmente, el decreto redunda en la falta de equidad al establecer un piso de USD500 del monto que deberá pagarse durante la regularización, situación que, de concretarse, constituye un tratamiento fiscal regresivo para los pequeños contribuyentes pues los podría dejar afuera de este decreto, lo que constituye un tratamiento diferenciado que beneficiará especialmente a los grandes contribuyentes.

El Instituto advierte que el decreto aprobado permite el pago de las obligaciones fiscales con crédito fiscal de terceros, un mecanismo que ha demostrado el estímulo de prácticas ilícitas y difíciles de controlar, como el surgimiento de «mercados clandestinos» de comprobantes de crédito fiscal. Asimismo, advierte que el decreto establece que quienes se acojan a esta amnistía pagando impuestos correspondientes a declaraciones presentadas o ampliadas con anterioridad, no serán fiscalizados por la Dirección General de Impuestos Internos ni por la Dirección General de Aduanas. Para el Icefi esta medida es inaceptable porque constituye un mecanismo que alienta la impunidad y obstaculiza la acción fiscalizadora de la administración tributaria.

El Icefi insiste en que la política tributaria y su administración deben priorizar la atención y defensa de los contribuyentes honestos, y no premiar a los incumplidos y evasores, como lamentablemente promueve el decreto aprobado, por lo que respetuosamente recomienda al Presidente Salvador Sánchez Cerén que el mismo sea vetado. Además, exhorta al Ministerio de Hacienda a que presente una hoja de ruta con la que, sin recurrir a medidas ilegítimas, se logre la regularización de los contribuyentes y el combate de la evasión y otras formas de fraude fiscal, como un elemento de la discusión en favor de alcanzar un acuerdo fiscal integral para superar la delicada situación que atraviesan las finanzas públicas salvadoreñas.