Conéctese con nosotros Facebook Twitter YouTube LinkedIn
Eventos

Sociedad civil y entidades públicas debaten viabilidad de subasta electrónica inversa

El foro de debate «Precios de referencia y subasta electrónica inversa: ¿soluciones o caos en las adquisiciones?», se realizó el 6 de julio; y permitió a sociedad civil y entidades públicas discutir los desafíos de las adquisiciones públicas a través del mecanismos de subasta electrónica inversa, como parte de las reformas a la Ley de Contrataciones del Estado. El diálogo se efectuó mediante un panel conformado por el Contralor General de Cuentas, Carlos Mencos; el viceministro de Finanzas Públicas, Lionel López; el Subgerente técnico del Instituto Nacional de Estadística –INE-, Fredy Gómez; el coordinador de proyectos de Acción Ciudadana, Marvin Flores, junto con el Icefi.

Durante el foro, los representantes de las entidades públicas y sociedad civil presentaron su opinión técnica respecto a cómo se está implementando la subasta electrónica inversa y de los desafíos de contar con precios de referencia proporcionados por el INE. Por el Icefi, la presentación estuvo a cargo de Ricardo Barrientos, coordinador del área de acción política, quien describió los cambios observados luego de las reformas a la Ley de Contrataciones del Estado  realizadas en el año 2015. Y mencionó que luego de esta fecha, se restringieron en gran medida los abusos del mecanismo de compras por excepción; además, se agregaron los mecanismos de compras de baja cuantía, y la subasta electrónica inversa.

Asimismo, Barrientos analizó la situación de varios contratos abiertos que no fueron renovados o reemplazados, y que impactó en la provisión de insumos médicos, alimentos y papelería; entre otros bienes y servicios para el Estado. El experto del Icefi argumentó que estos problemas no fueron una consecuencia de los cambios derivados de la Ley, puesto que al observar la ejecución por fuente de financiamiento, en lo que va del 2017, son los rubros provenientes de préstamos y donaciones externas, las que presentan baja ejecución –ambas no sujetas a la Ley de Compras del Estado-. Sin embargo, otros factores como la falta de capacitación de los servidores responsables de las adquisiciones, temor de los mismos a ser auditados o la llamada «criminalización administrativa», junto a la mala planificación, son las principales razones para la baja ejecución y reducción de las adquisiciones.

En su intervención, Carlos Mencos, de la Contraloría General de Cuentas –CGC-, reconoció que ha hecho críticas a la implementación de la subasta electrónica inversa y centró su presentación en propuestas para fortalecer el modelo de contrato abierto. A su vez, el viceministro de Finanzas, Lionel López, afirmó que la resistencia a los cambios que se impulsan para las adquisiciones podría estar relacionado con una posible manipulación por parte de algunos oferentes de las adquisiciones y unidades compradoras, que pudieran estar involucrados a proceso anómalos de compras. Asimismo, reconoció que para implementar la subasta electrónica inversa, los precios de referencia exigen un conocimiento a detalle de estructuras de costo de los bienes y servicios que compra el Estado. 

El ente encargado del sistema de precios de referencia es el INE. Por tal razón, su subgerente técnico, Fredy Gómez, en su presentación detalló la hoja de ruta para generar los Precios e Índices de Referencia para las modalidades de contrato abierto y subasta electrónica inversa. Al finalizar, aseguró que el INE tiene suficiente capacidad y los recursos asignados, para atender las solicitudes de generación de precios de referencia. Finalmente, Marvin Flores de Acción Ciudadana, puso el énfasis en que es necesario capacitar a los servidores públicos para una mejor implementación de esta modalidad de compra.

Al debate se sumaron algunos servidores públicos de entidades como el Ministerio de Salud, Gobernación, y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, quienes desde el público  expresaron sus preocupaciones y opiniones sobre la implementación de la subasta electrónica inversa. Al finalizar, se coincidió en que existen aspectos por mejorar, procedimientos y normas que deben conocerse más a fondo por parte de los entes del Estado, pero que en definitiva, la subasta electrónica puede ofrecer grandes ventajas en las adquisiciones públicas.

Al finalizar la actividad, los panelistas representantes de entidades públicas se comprometieron a seguir teniendo discusiones técnicas interinstitucionales para avanzar en la implementación de esta modalidad de compra. 

Galería de Fotografías