Conéctese con nosotros Facebook Twitter YouTube LinkedIn
Evento

Discuten escasez de fondos climáticos dirigidos a descentralización energética en Centroamérica

Los países centroamericanos aun enfrentan desafíos para alcanzar la meta de acceso universal a la energía, especialmente en las áreas rurales. Frente a ese reto, Icefi en su estudio «Financiamiento climático y descentralización energética en Centroamérica» mostró el escaso destino que tienen los fondos climáticos mundiales para la descentralización energética en nuestra región; en un foro realizado el 14 de junio, en el que se abordó los desafíos del financiamiento climático con organizaciones de trabajo comunitario de Guatemala y Nicaragua, y con participación oficial del Ministerio de Finanzas Públicas.

La coordinadora del área de política fiscal, ambiente natural y desarrollo del Icefi, Lourdes Molina, expuso los principales hallazgos del estudio e indicó que cuatro de los países de Centroamérica ocupan los primeros lugares de mayor vulnerabilidad al cambio climático; siendo Honduras el que está en el puesto 1, Nicaragua en el puesto 4,  Guatemala en el puesto 10, y El Salvador en el puesto 14. En tanto, entre 2003 y 2016 se aprobaron USD211.5 millones de financiamiento climático para Centroamérica, de los cuales solo 1.1% está registrado como fondo destinado a la descentralización energética (proyectos de electrificación rural en Honduras). Esto ocurre, en una región cuya población con carencia de energía eléctrica suma 4.7 millones de personas.

En el período de 2003 y 2016, de los fondos climáticos mundiales, se aprobaron para Guatemala USD 13.2 millones. De estos, 71% se destinó a proyectos de adaptación al cambio climático, y 29% a proyectos de adaptación y de reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques. En tanto, los recursos que se pudieron encontrar que están destinados a descentralización energética son marginales. Asimismo, llamó la atención que entre las instituciones del Estado no existe una concepción generalizada de lo que se constituye como financiamiento climático, por tanto entre algunas instancias del Estado existen datos contradictorios de los que se destina para este aspecto.

Luego de la presentación de Icefi, se realizó un panel en el que participó Jorge Escobar, representante del Ministerio de Finanzas Públicas de Guatemala, quien expuso que están trabajando en la construcción de una política de fiscalidad ambiental y cambio climático. De acuerdo con Escobar, desde el MinFin y la Superintendencia de Administración Tributaria se propondrá una normativa para establecer un programa de incentivos fiscales y subsidios enfocado en el uso de energías limpias para el transporte público y privado. Y como parte de la estrategia buscarán crear fondos dirigidos a incentivar reciclaje, circuitos logísticos de recolección y emprendimientos verdes. Y esperan abrir esta estrategia a la participación de sociedad civil.

Luego de su presentación, Mario Hernández de la organización Semilla de Sol -dedicada a proyectos comunitarios generación y eficiencia energética- presentó algunas experiencias de organizaciones locales que administran proyectos energéticos comunitarios en diferentes zonas del país. De la misma manera, Javier Mejía del Centro Humboldt presentó las experiencias en comunidades de Nicaragua.

El foro fue una plataforma de discusión técnica para discutir las prioridades que deben tenerse en materia de acciones frente al cambio climático, que en la perspectiva del Icefi, deben de estar orientadas a promover un desarrollo sostenido e incluyente para la población. 

Galería de Fotografías