Conéctese con nosotros Facebook Twitter YouTube LinkedIn
Noticia

El foro «Paraíso Desigual» promovió el diálogo ciudadano sobre la desigualdad en Guatemala

La conferencia y panel – foro «Paraíso desigual: hacia un futuro más equitativo», se realizó el 23 de mayo, con participación de panelistas del sector público, privado, académico, estudiantil, de mujeres y pueblos indígenas. Asimismo, la especialista en desigualdad, Rosa María Cañete, coordinadora de la campaña «Iguales» para América Latina y el Caribe de Oxfam, presentó los estudios regionales: «Privilegios que Niegan derechos»; y el estudio elaborado en conjunto con CEPAL denominado «Tributación para un Crecimiento Inclusivo». A su vez, el director ejecutivo de Icefi, Jonathan Menkos Zeissig, realizó un análisis de la desigualdad en Guatemala.  

En lo estudios presentados por la coordinadora de la campaña «Iguales», Rosa María Cañete, se presentaron datos de desigualdad en Guatemala, donde las 260 personas más ricas del país poseen una suma que equivale a 21 veces la inversión pública en educación, y 23 en salud. Asimismo, se afirma que el 10 por ciento de la población más pobre del país tendría que trabajar 387 años para ganar lo que gana en un mes un multimillonario. Por tanto, Cañete afirmó la «riqueza no es sólo un producto del esfuerzo». A su vez, añadió que «en un sistema democrático, las mujeres son más pobres y ganan menos que los hombres en toda Latinoamérica».

Jonathan Menkos durante su presentación dio mayor sustento a la afirmación de Cañete sobre la riqueza como producto del esfuerzo, dado que en Guatemala durante años el Estado ha favorecido con privilegios –fiscales principalmente- a sectores económicos, para que puedan obtener mayores ganancias. Y mencionó sectores como el cemento, la industria avícola, las maquilas y call centers, entre otros; como aquellos que han recibido estos beneficios del Estado.

El director del Icefi apuntó que los ingresos del 1% de los guatemaltecos más ricos, equivale a la suma de ingresos del 42% de los guatemaltecos más pobres. Y afirmó que en Guatemala la desigualdad de la tenencia de la tierra es un tema de mucha importancia en nuestra sociedad; pues en el país el 92 % de los pequeños productores ocupan el 22% de la tierra del país, mientras que el 2% de los productores comerciales usan el 57 % de la tierra; siendo la caña de azúcar y la palma africana las actividades que mayor concentran el uso de la tierra.

Posterior a las conferencias, se realizó el conversatorio con representantes de distintos sectores de la sociedad. Inició Salvador Paíz, vicepresidente de FUNDESA y parte del sector empresarial del país; quien calificó como vergonzosas las cifras de desigualdad en el país y puso énfasis en el combate a la evasión y a la informalidad, como una estrategia para combatirla.

Elena Chiquival, coordinadora del Consorcio de Asociaciones de Mujeres de Santiago Atitlán, dijo al respecto de la desigualdad que ésta pesa más en las mujeres; y que esto se refleja en las condiciones de acceso a la educación y salud para este grupo de la población. Asimismo, invitó a que se reflexione sobre cómo incide la discriminación y el racismo en la desigualdad.

Samuel Pérez Álvarez, representante del grupo estudiantil «Landivarianos», reconoció la importancia de que en el país se hable de desigualdad.  Y aseguró que el modelo que el país ha adoptado, promueve una economía de mercado, pero esta conlleva que se promueva la competencia, y en el país no ha existido voluntad para aprobar una Ley de Competencia. Entonces cuestionó que existan posibilidades desde el actual modelo, para contener la desigualdad.

El titular de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solórzano Foppa, también saludó la iniciativa de discutir sobre el tema, y afirmó que «Todos somos iguales pero todos somos distintos»; y que el ideal del sistema tributario va en la línea –justamente- de que «en base a sus singularidades cada quien pague proporciones diferentes», pero al final todos deben cumplir en ese compromiso, pues «hasta los más pobres pagan impuestos».

Finalmente, Gabriela Carrera, investigadora de la Dirección de Incidencia Pública de la Vicerrectoría de Investigación y Proyección de la Universidad Rafael Landívar, aseguró que la desigualdad es un asunto político y de poder. Por ello, llamó a poner un mayor enfoque a la discusión de la Ley Electoral y de partidos políticos, puesto que esta es una vía para contrarrestar la desigualdad de poder.

Esta actividad de análisis y diálogo ciudadano fue parte de la iniciativa «Paraíso Desigual», impulsada por Oxfam en Guatemala, con apoyo y adhesiones de distintas organizaciones nacionales, entre ellas Icefi, y busca hacer consciencia de que luchar contra la desigualdad es una herramienta para combatir el hambre y la pobreza, y así impulsar un verdadero desarrollo económico y humano.

*Foto Slider: #JusticiaYa

*Foto encabezado: Plaza Pública