Conéctese con nosotros Facebook Twitter YouTube LinkedIn
Noticia

En el Día Mundial de la Alimentación, Icefi presenta propuesta de abordaje de la desnutrición

El foro «Inversión Estatal para la Reducción de la Desnutrición en Guatemala» se realizó en Ciudad de Guatemala, el 16 de octubre. La actividad fue organizada por la Escuela de Nutrición de la Universidad Panamericana (Upana) y Oxfam en Guatemala, en el marco del Día Mundial de la Alimentación, con el fin de conocer la situación de nutrición e inversión estatal dedicada a la reducción de la desnutrición en la niñez guatemalteca.

El panel fue moderado por Silvia Estrada, directora de la Escuela de Nutrición de la Upana; y participó como panelista Claudia Masselli, Procuradora Adjunta de Derechos Humanos, quien presentó un análisis de la situación de la desnutrición en Guatemala. Seguidamente, participó Juan Roberto Mendoza, de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, quien abordó el mismo fenómeno desde la perspectiva gubernamental. Posterior a estas dos intervenciones, el economista sénior del Icefi, Enrique Maldonado, expuso el tema «Inversión y retos necesarios para reducir la desnutrición en Guatemala», en el que explicó la relación entre desnutrición crónica y el crecimiento de la economía (PIB  per cápita) en Centroamérica; y apuntó que mientras Panamá tiene el más acelerado crecimiento de la economía, posee índices de desnutrición crónica cercanos a países como El Salvador, Honduras y Nicaragua –este último con el más bajo PIB per cápita-; de manera que el mensaje es que no solo se requiere de crecimiento económico, sino de adecuadas políticas de combate a la desnutrición.

En el caso particular de Guatemala – con los índices de desnutrición más alarmantes de la región-, destacó los lentos avances para el combate a este flagelo, y que en ese país la desnutrición crónica infantil, disminuyó de 2008 a 2014 un 3%, y de 1996 a 2014 solo 9%,  y aseguró que  a ese ritmo eliminar este problemática llevaría 150 años.  Posteriormente, Maldonado explicó la metodología utilizada para el análisis presupuestario del gasto en Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN) en Centroamérica. Con este mecanismo se establecieron tres determinantes de la desnutrición crónica: a) Baja capacidad de generar ingreso, asociada con la pobreza en el área rural, particularmente; b) Salud materna, salud infantil y el acceso oportuno a servicios de salud; y c) Acceso a servicios básicos, saneamiento urbano y agua segura.

Los análisis sobre la inversión en Guatemala destinados a seguridad alimentaria y nutricional de cada persona, detallan que entre 2009 y 2016 se invirtió en promedio USD44.0 anuales en la SAN de cada persona, recursos que son insuficientes para atender el problema de la desnutrición crónica. Pero además, evaluando la gestión por resultados, se determinó que mientras 43 programas que se han generado para el tema del seguridad alimentaria y nutricional, han durado entre 1 y 2 años -con un presupuesto de Q 11,000 millones, y 26.4% de ejecución-, los programas más prolongados (más de 6 años de duración), han tenido solo Q6,800 millones de presupuesto y apenas un 15.3% de ejecución.

Icefi recomendó que el abordaje de la desnutrición crónica incorpore tres componentes: 1) Soporte institucional en Seguridad Alimentaria y Nutricional; 2) Fortalecimiento del sector agropecuario; 3) Protección social vinculada a la SAN. Asimismo, recomendó orientar las políticas SAN a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible; así como buscar una reforma fiscal que contribuya a mejorar el gasto público en este rubro, y mejorar las adquisiciones del Estado. Finalmente, mejorar la programación y coordinación de las políticas públicas.

Icefi posee una serie de investigaciones dirigidas a analizar la inversión en niñez, que buscan propiciar diálogos e incidir con propuestas técnicas hacia políticas adecuadas para combatir la desnutrición en Guatemala. 

Galería de Fotografías